.

.

martes, 30 de abril de 2013

Retos 2013

¡Buenas, mis queridos ambiciosos!

Como podréis comprobar, ya que he ido subiendo reseñas durante estos días, prácticamente he vuelto a blogger. Me echabáis de menos, ¿a que sí? Yo lo sé.

*se oyen grillos*

Ejem... bueno, el caso es que aún no he solucionado el problema con el cargador del portátil, que ahí sigue, peeeeeeero no sé qué le ha dado de repente a mi padre que ha decidido poner internet en casa. Sí sí, con routter y todo. ¡Se acabaron las horas de estrés por la lentitud del internet del USB!
Lo mejor, es que lo tengo en el ordenador de sobremesa. Pantalla más grande, ratón y teclado al que al fin he conseguido acostumbrarme xD (es que son ya años acostumbrada al teclado del portátil).

Y no sólo eso, si no que durante estos días he notado que mi ánimo ha mejorado mucho y me siento más cómoda por la bloggosfera. Es que no sé por qué, pero hacía un tiempo que no me sentía cómoda por aquí... me sentía fuera de lugar, como que no encajaba con el resto de bloggeros :( Pero bueno, supongo que momentos de esos tiene todo el mundo, de no encajar. El caso es que me siento mejor :) ¡y he vuelto con pilas duracell!

Además, hoy quería hablaros sobre los retos que me he apuntado este año (mis progresos podréis verlos aquí). Debería haber hecho esta entrada hace tiempo, pero siempre se me pasaba D:


El primer reto lo ha organizado el blog La última página y consiste en leer durante el año un libro cuyo título comience por cada una de las letras de vuestro horóscopo.


Retos organizados por el blog Un As en la manga y que consiste en leer 100 tomos mangas y ver 24 animes durante el año. El año pasado leí más de 60 mangas por lo que no tendré problema en superarlo, aunque el de los animes lo veo más complicado.


Este reto lo organiza el blog de mi colaboradora y mejor amiga Ani, Dreams Come True, y consiste en leer 70 libros durante el año. Yo me había propuesto leer 100, pero como no estoy segura de poder completarlo, veremos si puedo alcanzar los 70 y luego voy a por mi antigua meta de 100.


Reto organizado por el blog Imaginatura que consiste en encontrar diez literigatos. Al principio no pensaba apuntarme a este reto, pero como en lo que va de año ya he encontrado 5 gatos en los libros que he leído, pues al final me he animado. Podéis encontrar toda la info sobre el reto pinchando en la imagen.


Este reto lo he organizado yo y consiste en leer, al menos, un tomo manga de cada uno de los géneros que os propongo.


Y bueno, eso es todo por hoy :3 Os loveo!



lunes, 29 de abril de 2013

Reseña. Susurros

Título: Susurros
Autora: A.G. Howard
Editorial: Oz Editorial
Páginas: 408
ISBN: 9788494112324

Gracias a Oz editorial por el envío del ejemplar.

 El País de las Maravillas existe.

A Alyssa Gardner las flores y los insectos le hablan. Teme que su destino sea acabar en un psiquiátrico, como su madre, pues una vena de locura recorre su familia desde tiempos de su antepasada Alicia, la niña que inspiró el País de las Maravillas de Lewis Carroll.

Pero ¿y si los susurros de las flores no son alucinaciones? ¿Y si el País de las Maravillas existe y la está llamando?

​Alyssa descenderá por la madriguera del conejo hacia un mundo mágico, pero también despiadado. Durante su increíble aventura, tendrá que decidir en quién confiar: en Jeb, su mejor amigo, por el que siempre se ha sentido atraída, o en el fascinante y seductor Morfeo, su guía en el País de las Maravillas y con el que lleva soñando desde que era niña.


Alicia en el País de las Maravillas siempre fue uno de mis cuentos favoritos cuando era pequeña y no dejó de serlo a medida que crecí. Todos cuantos me conocen pueden atestiguar sobre mi amor incondicional por el Sombrerero Loco y el Gato de Cheshire. Así que no es de extrañar que cuando supe de la existencia de Susurros quisiese hacerme con él. 

Después de leer el cuento original de Lewis Carroll -el cual me pareció una locura de libro-, ver la película de Disney, la adaptación hecha por Tim Burton y de jugar al videojuego Alice Madness Returns, ¿qué podía tener Susurros de novedad en cuanto al País de las Maravillas? Esa es la pregunta que me hice antes de empezar a leer, pues no quería ir con expectativas demasiado altas y verlas truncadas por no encontrar nada nuevo.

Pues bien, os diré qué tiene de nuevo: prácticamente todo. Me ha sorprendido gratamente el giro de tuerca que le ha dado A.G. Howard al País de las Maravillas de Lewis Caroll. No sólo ha cogido la idea original del autor y le ha dado un nuevo aspecto, sino que también le ha dado un nuevo sentido. Los personajes originales como el Conejo Blanco, el Sombrerero Loco, la Oruga, el Gato de Cheshire, etc. no son ni tan adorables ni tan idos de olla como los que creó Caroll, si no que son mucho más estrambóticos y tenebrosos. Ya me topé en una ocasión con un País de las Maravillas siniestro y fue en el videojuego Alice Madness Returns, por lo que mi primer pensamiento hacia Susurros fue que transformar las Maravillas en Pesadillas no era algo nuevo. Sin embargo, deseché ese pensamiento cuando me encontré cara a cara con el País de las Profundidades.

Además, no sólo nos encontraremos con lo nuevo sino también con lo familiar, ya que a medida que transcurre la historia, Alyssa hará muchas referencias al cuento original. Esto me ha parecido un buen detalle de la autora, ya que no deja de lado en ningún momento la idea de la que ha partido.

Me ha gustado mucho la forma de escribir que tiene, bastante amena y que logra atraparte desde el principio. Suave, enganchante, con unas descripciones muy elaboradas y un toque de locura

Nos meteremos en la historia desde la mente de Alyssa, que nos la cuenta en primera persona. Una chica valiente, inocente, decidida y curiosa, tan curiosa como su tatatarabuela Alicia, la misma Alicia que inspiró el cuento de Carroll. Desde hace años es capaz de oír a los insectos y a las flores hablarle y teme terminar en el mismo psiquiátrico que su madre. Así, termina embarcándose en una aventura que la llevará hasta las profundidades del País de las Maravillas, en busca de la forma de romper la maldición que azota a su familia y salvar a su madre... y a ella misma.
En su viaje no estará sola, si no que la acompañará Jeb, su mejor amigo y el chico del que lleva enamorada desde que le conoció. Encantador, valiente y protector -a veces demasiado-, ayudará a Alyssa a encontrar las respuestas que tanto ansía y a arreglar los desastres de Alicia.
Pero, además, en la ecuación se interpone Morfeo, un ser de las profundidades misterioso, seductor, no tan sincero como pareciera y que nos irá sorprendiendo a lo largo de todo el libro.

-Si bien Jeb me parece un encanto y tiene un estilo que me atrae mucho -aunque a veces me daban ganas de darle dos buenas tortas-, no he podido evitar enamorarme de la mente maquinadora y ese aire tan misterioso de Morfeo, sobretodo al final.-

Además de los tres personajes principales, nos iremos topando con una serie de secundarios que serán parte esencial del desenlace: Sedosa, el hada más fiel de Morfeo; Cornelio Blanco, nada que ver con el Conejo Blanco de Carroll; Chessie, el no tan adorable gato de Cheshire; o Samuel Sombrerero, mucho más cuerdo que el Sombrerero Loco. He de decir, que me he quedado con ganas de ver más en escena a Samuel Sombrerero y a Chessie.

No es de extrañar que, teniendo a un chico encantador y otro misterioso, se desarrolle un triángulo amoroso. Aunque desde el principio sepamos hacia qué lado se va a inclinar la balanza, me ha parecido un triángulo muy bonito. 

Y, después de viajar por todo el País de las Profundidades y conocer mucho más de lo que se esconde tras nuestros personajes, nos encontraremos con un final radical que te deja con la boca abierta, pues no esperas para nada ese giro de los acontecimientos.
Hace poco me enteré de la existencia de una segunda parte -cuya portada me enamoró- así que esperaba encontrarme con un final abierto o que me dejara con mucha intriga. Sin embargo, es un final bastante cerrado. Aún así,no pienso dudar en echarle el guante en cuanto lo publiquen en España. ¿Es que no habéis visto las portadas? Son taaaaaaan bonitas, que ya sólo por eso necesito que estén en mi estantería juntitos.

En definitiva, A.G. Howard ha dado un giro de tuercas al País de las Maravillas y ha creado un libro del que no podrás evitar enamorarte. Con una historia cargada de magnetismo, misterio, amor y fantasía que te transportará a una nueva realidad del cuento de Lewis Carroll.



1. Susurros
2. Unhinged

-Tuve que poner las imágenes. Son unas portadas taaaaaaaan bonitas-




domingo, 28 de abril de 2013

Mini-Reseña. Los cuentos de Beedle el Bardo.

Nombre: Los cuentos de Beedle el Bardo
Autora: J.K. Rowling
Editorial: Salamandra
Páginas: 118
ISBN: 9788498381955


 Los cuentos de Beedle el Bardo contienen cinco cuentos de hadas muy diferentes, cada uno con su propio carácter mágico, que deleitarán al lector con su humor y la emoción del peligro de muerte.
Muggles y magos por igual disfrutarán de los comentarios añadidos al final de cada relato, escritos por el profesor Albus Dumbledore, que cavila en ellos sobre las enseñanzas que nos dejan los cuentos, revelando al mismo tiempo pizcas de información sobre la vida en Hogwarts.
Con ilustraciones realizadas por su autora, J.K. Rowling, este libro único y mágico perdurará como un pequeño tesoro en los años venideros.


Desde que era pequeña he sido una gran amante del mundo creado por J.K. Rowling. Recuerdo estar en el patio del colegio y escenificar algunas de las escenas de las películas -ya que por aquel entonces todavía no había podido leer los libros. Y en cuanto me hice con estos, terminé de enamorarme de Hogwarts y de la pluma de Rowling. 

Los libros de Harry Potter me han enseñado muchísimas cosas y me han aportado tanto, que intento hacerme con todo aquello que tenga que ver con el mundo mágico. Por eso no podían faltar en mi estantería, además de los siete libros de Harry Potter, libros como Los cuentos de Beedle el Bardo, Quidditch a través de los tiempos o Animales fantásticos y dónde encontrarlos.

A través de Beedle el Bardo, nos encontraremos con cinco cuentos infantiles para magos y brujas. Estos son los relatos que las familias mágicas cuentan a sus hijos y les son tan familiares como La Cenicienta o Blancanieves para los niños muggles.

J.K. Rowling nos vuelve a sumerger en el mundo que creó hace ya dieciséis años a través de estos cuentos infantiles en los que los protagonistas son magos y brujas que deben enfrentarse a diversos contratiempos, que les mostrarán a los jóvenes magos valores muy importantes que aprender. Cuentos escritos con sencillez, claramente dirigidos a un público más infantil, pero con un mensaje tras ellos algo más complejo. 

Los cinco cuentos de Beedle el Bardo son: El mago y el cazo saltarín (que nos enseña que ayudar al prójimo desinteresadamente es siempre lo más honrado), La fuente de la buena fortuna (nos muestra que no necesitamos de ninguna magia para alcanzar aquello que tanto deseamos, pues con esfuerzo y valor podemos hacernos con lo que añoramos), El corazón peludo del brujo (la vanidad y el ansia de poder sólo pueden marchitarnos y hacernos inhumanos) , Babbitty Rabbitty y su cepa carcajeante (la avaricia y la ignorancia son siempre malas compañeras, si nos dejamos guiar por ellas será fácil para los demás manipularnos. También nos enseña la importancia de ser astuto) y La fábula de los tres hermanos (la que ya todos conocemos y que nos enseña que no existe nada para escapar de la muerte, pero no por ello debemos jugar con ella).

Además, al final de cada relato, J.K. Rowling ha añadido notas escritas por el propio Albus Dumbledore, que incluyen observaciones sobre la historia del mundo mágico, recuerdos personales e información esclarecedora acerca de los elementos clave de cada historia.

Maravilloso, como todo cuanto escribe esta fantástica escritora. Además, con la compra de Los cuentos de Beedle el Bardo, 2,50€ del precio de venta serán donados a The Children's High Level Group.

No sé vosotros, pero al ir a dormir, los cuentos que leeré a mis hijos serán los de Beedle el Bardo, que les enseñarán lecciones mucho más valiosas y no les llenarán la cabeza con príncipes azules que no existen.




sábado, 27 de abril de 2013

Reseña. La Gramática del Amor

Título: La Gramática del Amor
Autora: Rocío Carmona
Editorial: La Galera
Páginas: 280
ISBN: 978-84-246-3670-8

Gracias a la Galera por el envío del ejemplar.

Tras el divorcio de sus padres, Irene es enviada a un internado del sur de Inglaterra al borde de un acantilado. Allí vivirá con gran dolor su primer desengaño amoroso, a la vez que ganará un inesperado mentor: Peter Hugues, el profesor más estricto de la escuela, se ofrece a enseñarle la «gramática del amor» a través de siete grandes novelas del género, desde Goethe y Jane Austen hasta García Márquez y Murakami. Irene se irá enamorando poco a poco de su profesor, mientras otro pretendiente misterioso aspira secretamente a su corazón.


Creo que es una de esas pocas veces en las que la edición de un libro me llama más que su sinopsis. Ésta no me atraía demasiado, no parecía ser mi tipo de libro, me decía a mí misma, pero como todo el mundo me insistía en que era un libro precioso y que debía leerlo, y ya de por sí su portada me parecía preciosa, me decidí a darle una oportunidad. Mal Alexei, mal. Tengo que empezar a hacer caso a mi instinto más a menudo.

Sin duda, no puedo evitar darles la razón a aquellos que me afirmaban que era un libro muy bonito. Sí, los dos últimos capítulos me conmovieron. Lástima que hubiera tenido que pasar por el resto para llegar hasta esos últimos y encontrar un poco de ese algo tan sumamente precioso del que tanto hablaban todos.

 Si hay algo que me gusta mucho repetir, es que de gustos no hay nada escrito y que por mucho que un libro guste a mucha gente eso no significa que esté hecho para todo el mundo. Y está claro que La Gramática del Amor no está hecho para mí.

Tal y como dice en la sinopsis, Irene va enamorándose de su profesor de gramática, el cual ha decidido darle una serie de clases particulares muy especiales de gramática del amor. Creo que es justo ahí cuando encuentro algo que no me encaja: la relación entre Peter e Irene nunca parece la de alumna-profesor. Ni siquiera cuando la protagonista empieza a creer que se está enamorando de él ni se le pasa por la cabeza pensar: "dios, no, es mi profesor, no debería tener esta serie de pensamientos con él. Debo olvidarme cuanto antes". No, Irene no. Ella va a saco, montándose historias en su cabecita adolescente de cómo sería tener una relación con su profesor y de que es imposible que éste sólo la vea como su alumna. Esas situaciones me han resultado muy chocantes.

Iremos viendo a lo largo de la historia cómo la protagonista cree que se está enamorando de su profesor. Y digo cree porque en realidad no se está enamorando. Creo que enamorarse implica sentimientos demasiado fuertes como para que lo que siente Irene sea amor, así que no estoy de acuerdo ni con la sinopsis ni con la autora al afirmar que de verdad se estaba enamorando. Creo que era simplemente un encaprichamiento adolescente. Es más, creo que todos los enamoramientos que va teniendo a lo largo del libro -incluido el de Liam en las primeras páginas- no son más que eso, tonteos/caprichos -y hablo desde la experiencia-. Salvo quizá al final. Supongo que ahí sí se vislumbra amor.

Irene es una chica bastante ilusa en cuanto al amor se refiere al principio del libro, pero irá evolucionando poco a poco gracias a la ayuda de su profesor. Veremos cómo va madurando, va aprendiendo de sus errores, va aventurándose y va metiendo la pata una vez tras otra. No es un personaje que me agrade demasiado, ya que me recuerda un poco a mí en cuanto a las cosas que odio de mí misma. Pero creo que su estupidez, tan parecida a la mía en cuanto a temas amorosos y de líos con chicos se refiere -sobretodo lo que le ocurre con Liam al principio, me resultó demasiado familiar-, que tampoco puedo odiarla.
Peter Hughes, el profesor de gramática de Irene, es un hombre que en sus clases se muestra duro y serio pero que se vuelve mucho más amable cuando se trata de las clases de gramática del amor de Irene. Creo que por una parte puedo entender las razones que tuvo para dejar a un lado su papel como profesor con Irene, pero sigo viéndolo demasiado precipitado y chocante la forma en que lo hizo. Demasiado directo.
Martha es la compañera de cuarto de Irene, una inglesa muy alocada y fiestera que se le va mucho la olla. Es mi personaje favorito porque, a pesar de que se vuelve literalmente una loca cuando se enfada, es muy atrevida y directa.
Marcelo, Liam y Josh. Los chicos de la discordia, como me gusta llamarlos. No sabes por dónde te saldrán. El primero, el típico buenazo que ni bebe ni sale de fiesta, al cual conoce Irene en sus entrenamientos en la pista de atletismo y del que se hace muy amiga. El segundo, el típico imbécil que sale con diez chicas a la vez y que juega con Irene como quiere al principio del libro. Y el tercero, el bibliotecario becado del internado, guapo y simpático, mi favorito entre todos los chicos del libro.

Todos los personajes sufrirán un cambio a lo largo de la historia. Las circunstancias los cambiarán y les harán tomar decisiones.

La forma de escribir de Rocío Carmona me ha resultado bastante suave, fácil de seguir y nada pesada. No sé si será por haberse dejado llevar por las opiniones de Francesc Miralles, al cual nombra en los agradecimientos como su guía espiritual y arquitecto del amor y al cual considero mi enemigo literario en cuanto a juvenil romántica xD -adoro la forma en que escribe y las tramas que crea, pero aún no logro encontrar sentido a sus historias de amor-, pero el caso es que han habido veces en las que no le he visto mucho sentido al amor de Irene. Me parecía que cambiaba muy rápido de sentimientos. Demasiado rápido. Lo cual reafirma mi opinión de que no era amor, sólo encaprichamientos.  Aún así, la historia me ha parecido entretenida y el final precioso, eso sí.

Una cosa que me gusta mucho al leer un libro, es que dentro de éste se nombren otros títulos. Es una forma muy buena de encontrar nuevas joyitas que investigar. Pero no me ha gustado el hecho de que, aparte de contar más o menos de qué tratan los libros que nombra, los destripa completamente, final incluido. Libros como Anna Karenina o Jane Eyre que quería leerme, ya no me van a saber igual, porque sé exactamente qué les ocurre a las protagonistas al final.

Y para terminar de ser puntillosa, decirle a la autora que el título de la canción de Muse que nombra al principio es Supermassive Black Hole, no Supermassive Big Hole. A una servidora se le han crispado los nervios al ver una de sus canciones favoritas distorsionada.

En definitiva, la Gramática del Amor es un libro entretenido y muy bonito para aquellos que sepan apreciarlo. Como he dicho, no es un libro que esté hecho para mí, porque lo que se presenta como amor, no convence a mi mente, a pesar de que me identifique con Irene en muchas cosas. Pero como tanta gente me ha dicho que les ha gustado, no veo porque mi reseña deba echaros para atrás. A fin de cuentas, para gustos colores.




jueves, 25 de abril de 2013

Crítica de Cine. The Host (La huésped)

Título: The Host (La huésped)
Título original: The Host
Dirección: Andrew Niccol
País: Estados Unidos
Año: 2013
Fecha de estreno: 22/03/2013
Duración: 125 min.
Género: Thriller, Ciencia ficción
Calificación: No recomendada para menores de 12 años
Reparto: Saoirse Ronan, Diane Kruger, William Hurt, Jake Abel, Max Irons, Boyd Holbrook, Frances Fisher, Chandler Canterbury, Andrea Frankle, Scott Lawrence
Guión: Andrew Niccol
Distribuidora: DeA Planeta Home Entertainment
Productora: Nick Wechsler Productions, AEG Live, Silver Reel, Inferno Entertainment, Open Road Films (II)



En “The host (La huésped)”, nuestro mundo ha sido invadido por un enemigo desconocido. Los seres humanos se han convertido en huéspedes de los invasores, que se han apoderado de sus mentes manteniendo el cuerpo intacto. Casi toda la humanidad ha sucumbido a esta invasión. Cuando Melanie (Saoirse Ronan), uno de los pocos humanos “salvajes” que quedan, se ve capturada, está convencida de que ha llegado su fin. Wanderer, el “alma” invasora asignada al cuerpo de Melanie, ya está avisada de las dificultades que implica vivir dentro de un ser humano: las emociones irrefrenables, el torrente de sensaciones, los recuerdos demasiado vívidos… Pero hay algo con lo que Wanderer no contaba: la antigua inquilina de su cuerpo se niega a cederle el control de su mente. Cuando unas fuerzas externas obligan a Wanderer y a Melanie a aliarse, ambas emprenden una incierta y peligrosa búsqueda del hombre al que aman.


Debería haber hecho esta crítica el mismo día del estreno, que fue cuando la vi, pero entre una cosa y otra, al final lo he demorado más de lo que me gustaría (ya que ha pasado un mes desde que la vi y no me acuerdo de exactamente todo lo que quería decir sobre ella).

Sinceramente, el libro nunca me había llamado la atención. Stephenie Meyer y yo no nos llevamos muy bien después de en lo que transformó a mis queridos vampiros en su exitosa saga Crepúsculo. Una raza poderosa minada a... bueno, a eso. Aunque tampoco debo permitirme pecar de hipócrita y criticarlos sin compasión, ya que aunque los repela, la historia tiene cierto... encanto.
El caso es que si quise ir a ver la película de The Host, fue por la simple razón de que, después de ver el tráiler, el gusanito de la curiosidad empezó a picarme y una de mis mejores amigas quería ir a verla. Así que me tragué mis prejuicios adelantados contra la señorita Meyer y me senté en la sala de cine.
No puedo decir que la película me encantara, porque no lo hizo, aunque tampoco es que me disgustara tanto como esperaba que lo hiciese. Tampoco puedo decir que sea una buena o mala adaptación del libro, ya que, incluso un mes después de haberla visto, no me he aventurado a meterme entre sus páginas. Ni siquiera me he molestado en buscarlo o hacer ademán de que me interese leerlo (una amiga se ofreció a prestármelo... ya veré si le doy una oportunidad). Digamos que la película como película me gustó y como tal la comentaré.
La historia nos sitúa en un punto del futuro en el que los humanos han sido invadidos por una especie de seres que se adueñan de sus cuerpos. Melanie, una de los pocos humanos libres que quedan, es atrapada. Pero cuando introducen a Wanderer en su cuerpo, se niega a cederle el puesto al alma invasora y lucha por recuperar el control de su mente desde dentro. Finalmente, consigue que se conviertan en aliadas y emprenden la búsqueda de los seres queridos de Melanie: su hermano Jamie y su novio Jared.
La verdad es que, cuando empecé a verla, me llamó la atención la idea de las almas invasoras que se adueñaban de los cuerpos humanos y demás. De esa idea podría haber surgido una trama mucho más emocionante y con mucha más acción. Sin embargo, se ha centrado tantísimo en que todo gire alrededor de la especie de cuarteto amoroso que se forma, que la acción y la expectación han quedado relegadas a un quinto -ni segundo, ni tercero... ¡quinto!- plano. Ni siquiera la parte en la que la mala malísima -bastante cutre, he de decir- va en su busca. Se resuelve tan rápido que te quedas como ¿de verdad pretendían que pareciera que era una amenaza real? Creo que esa parte más desarrollada -en la película- hubiera quedado mucho mejor, porque al terminar de verla me quedé con la sensación de que no había pasado nada ._.
En resumen, que la historia es puro amor por aquí y por allá. Lo de las almas invasoras no es más que una excusa para darle un giro más dramático y hacer que dos almas que comparten un mismo cuerpo se enamoren de dos chicos distintos. Vamos, es lo que me parece a mí, porque la idea original la ha echado totalmente a perder -y aunque aún no he leído el libro, apuesto lo que sea a que no me equivoco al decir que en éste no habrá mucha más acción que en la película-. Sin embargo, es una película bastante entretenida para una tarde.
En cuanto a los actores, la interpretación de Saoirse Ronan como Melanie/Wanderer me ha parecido brillante. Ha sabido expresar muy bien la complejidad que supone ser dos mentes distintas en un mismo cuerpo y me ha parecido perfecta. Esta actriz me encanta en todos los papeles que le he visto interpretar hasta ahora.
En cuanto a los chicos del conflicto, tanto Max Irons (Jared) -dejadme ir a por un cubo que se me cae la baba- como Jake Abel (Ian) me parecen actores excelentes. No puedo decir si encajan con los personajes del libro, pues, como he dicho antes, no lo he leído, pero aunque no encajasen, creo que si lo leo no podría imaginarme otro aspecto para Jared ni para Ian -y están taaaaaaaaaaaaaaan buenos xD-.
En cuanto al final, creo que cometieron un error al escoger a la actriz Emily Browning -spoiler- para hacer de Wanderer al cambiar de cuerpo. Viendo la personalidad de ella durante toda la película, no me pega nada Emily para hacer de Wanda-fin spoiler-
Haciendo honor al estilo de Stephenie Meyer, The Host es pura trama amorosa con un toque de chispa sobrenatural para darle algo de vidilla al asunto. Como he dicho antes, entretenida para ver en una tarde.

Creo que terminaré dándole una oportunidad al libro (si me gusta una película y ésta tiene libro, siempre lo leo, porque es bien sabido que en el 90% de los casos, el libro es mejor que la película). Me aterra enfrentarme cara a cara con las palabras escritas de Stephenie Meyer, pero espero que no sea tan malo como mi mente me dice que será.



sábado, 13 de abril de 2013

Desaparecida del mundo

Pues sí, así es. He andado muy desaparecida del mundo durante estas semanas (no sólo de blogger, si no de twitter y de todo en general).
La razón (además de mi creciente y absurda manía de regodearme en mis desgracias y lamentos insignificantes) es que se me ha fastidiado el cargador del portátil y cada vez que quiero cargarlo tengo que colocar el cargador en una posición súper estratégica para que la maldita lucecita naranja se encienda, lo cual termina frustrándome y con ganas de tirarlo por la ventana (lo cual me resisto mucho a hacer porque tengo demasiadas cosas importantes en ese portátil).
Como el internet que tengo en casa de mi padre es un USB de esos y no un routter, pues no puedo conectarme desde el ordenador de sobremesa, algo que me frustra todavía más -.-"
Afortunadamente, aún me queda el internet de casa de mi madre y el portátil grande, algo que no es un consuelo muy grande, ya que paso por aquí sólo los fines de semana... peeeeeeeeeeeeeero algo es algo xD Por lo tanto, estaré una temporadita (no sé cómo de larga será) sin publicar nada en el blog. Sin embargo, cada vez que tenga internet a mi disposición, aprovecharé para colgar algo.
Por ahora, lo que haré será aprovechar para hacer todas las entradas que pueda, ya que las reseñas se me están acumulando porque estos días he leído un montón, y así subirlas cuando tenga ocasión.

Por ahora, disculpadme por no poder pasar por los blogs y no publicar.

Tampoco creo que me veáis mucho por twitter, ya que estoy pasando por una mala temporada y he aprovechado esto de no poder publicar para aislarme de todo y todos. Además, ando bastante estresada por culpa de los estudios, ya que dejé hace poco la universidad para intentar entrar en un ciclo que me encanta y estoy muy nerviosa por conseguir todo lo necesario >.<

Que sepáis que os echo de menos y os leo cuanto puedo desde el móvil... ¡os vigilo desde bambalinas! 

HASTA PRONTO

.

.