.

.

miércoles, 14 de mayo de 2014

Debate-reflexión: "Literatura: real or not real?"

Lo que os traigo hoy es una especie de debate-reflexión sobre algo que considero crucial para todo lector: la importancia de diferenciar la realidad de la ficción...

Vale, visto así parece una estupidez, ¿verdad? ¿Quién no sabe diferenciar entre la realidad y la ficción? ¿Quién puede no saber que los vampiros no son reales y que es imposible que un licántropo se enamore de ti? Ajá, visto desde ese punto de vista es muy fácil decir con la boca bien abierta que nosotros no nos dejamos influir por la ficción y que sabemos perfectamente que no va a llegarnos vía lechuza una carta de admisión en Hogwarts. ¿No? ¿NO?

Pues no. Porque seamos sinceros, para un lector que se precie la literatura no es sólo ficción. A los lectores nos resulta casi imposible separar realidad y ficción cuando leemos un libro que nos enamora. Y con eso no estoy diciendo que los lectores busquemos debajo de nuestras camas en busca de cofres perdidos ni que al pasar delante de una iglesia abandonada nos perturbemos con la idea de que puede ser el instituto camuflado de los Cazadores de Sombras -aunque reconoscámozlo: la idea se nos pasa por la cabeza-. No, claro que no estoy diciendo eso. Lo que estoy diciendo es que las historias que nos cautivan se nos meten bajo la piel y los personajes terminan siendo importantes para nosotros.

¿Qué lector no ha derramado alguna lágrima con la muerte de algún personaje querido? ¿Quién no se ha sentido inmensamente feliz y enternecido con esas dulces frases de amor entre protagonistas? ¿Quién no se ha dejado cautivar por mundos inexistentes y seres sobrenaturales? ¿Quién no se ha sentido muchas veces desgarrado por dentro por esos finales crueles?

Para los lectores, la línea que separa realidad y ficción en los libros no existe, básicamente porque los personajes sí son reales, sí sienten, sí viven, sí mueren... dentro de nosotros. Llegamos a empatizar y a amar tanto a esos personajes que terminan colándose por debajo de nuestra piel y en nuestro corazón y terminan adquiriendo existencia. Por eso es tan fácil para los lectores sufrir inmensamente y sentir verdadero dolor o amor con algunos libros y personajes.


¿Y tú qué opinas?

8 comentarios:

  1. La verdad es que cuesta, pero reconozco que a veces se me va la pinza y mezclo fantasía y realidad, claro que se diferencian pro con lo bonito que es soñar despierta... xD

    ResponderEliminar
  2. Coincido contigo, para quienes nos encanta leer los libros se convierten ya en nuestra realidad :D

    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Coincido contigo, para quienes nos encanta leer los libros se convierten ya en nuestra realidad :D

    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. RT y Fav a todo. Yo he llorado más con los libros que en toda mi vida
    un beso

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa :D
    Pues estoy totalmente de acuerdo contigo. Hay historias de libros que llegan muy hondo en nosotros, incluso a veces cogiéndole mucho mas cariño a un personaje que sabes que no existe que a algunas personas en la vida real. Y suena raro, pero creo que nos habrá pasado a todos, y que cada uno tiene sus historias guardadas para ellos como algo super especial ^^.

    Pero eso es lo bonito y lo bueno de la lectura, que te sumerge de lleno en otros mundos y en la vida de otras personas.

    Un besito guapa ^^

    ResponderEliminar
  6. Podemos diferenciar realidad de ficción pero es totalmente cierto que los personajes y las historias se te meten en el corazón, y aunque sepas que no existen, los llevarás siempre en tu vida :,)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  7. Hola guapetaona!

    Pues la verdad es que propones un tema muy interesante y que daría para mucho.
    Pienso que los lectores (la mayoría de ellos por lo menos) si que diferenciamos bien lo que es real de lo que no, pero lo que nos cuesta más es no encariñarnos con ciertos personajes, no soltar lágrimas en algunos momentos (te lo digo yo, que soy una llorona xD) y no enfadarnos por veces.
    La cosa es que la gente de fuera que no lee no entiende esto. No es la primera vez que estoy sufriendo con un libro y me dicen "pero si solo es un libro" y mi cara de querer matar es muy grande.

    Un besazo!! <3

    ResponderEliminar
  8. Me ha gustado mucho esta entrada, la verdad que tienes mucha razón, un verdadero lector, es decir, una persona que de verdad disfruta de lectura hace que esos personajes sean reales, con los que no se cruzará nunca por la calle pero que siente que están ahí en algún lugar (siempre y cuando no se lo haya cargado el escritor jeje)

    Un besiño

    ResponderEliminar

¿Quieres hacerme sonreír? ¿Te apetece darle una alegría a la administradora del blog? Pues no tienes más que dejarme un comentario.
Siempre con respeto hacia el resto de usuarios y nada de ofensas.
No SPAM.

Los comentarios ofensivos, con spam o que no cumplan con las normas del blog serán eliminados.

.

.