jueves, 16 de noviembre de 2017

Reseña: El príncipe roto

Secretos. Traición. Enemigos. El mundo de los Royal se viene abajo.

Reed Royal lo tiene todo: es guapo, está forrado y es popular. Las chicas hacen cola para salir con él, y los chicos sueñan con ser él. Pero a Reed solo le importa su familia… hasta que Ella Harper llega a su vida.

El odio que siente hacia la joven se convertirá en un sentimiento completamente distinto… Reed quiere a Ella. La necesita. Sin embargo, un estúpido error hará que todo su mundo se desmorone.

Ella no quiere estar con Reed. Dice que se destruirán el uno al otro.

Y tal vez tenga razón…

SI REED QUIERE RECUPERAR A SU PRINCESA, TENDRÁ QUE DEMOSTRAR QUE ES DIGNO DE ELLA.
Contiene spoilers del primer libro

He de decir que comenzar a leer esta segunda parte me costó mucho más que leer el primer libro. ¿Por qué? Porque lo primero que me encontré al abrirlo fue un gran "Reed" como título del primer capítulo. Ahí me di cuenta de que, no sólo tendría que volver a encontrarme con el cabecilla machista de los Royal, sino que, además, tendría que leer la historia contada por él. Por un lado podría verse como un punto a favor para él ya que se puede ver lo que siente él realmente por Ella, qué piensa, por qué se comporta como lo hace, etc. Sin embargo, conmigo lo único que ha conseguido es que sus pensamientos me revuelvan igual que sus palabras y actos en el primer libro.

El príncipe roto comienza justo donde terminó La princesa de papel: Ella ha huido después de encontrarse a Brooke y a Reed juntos y desnudos en su cama. Pero, por supuesto, eso no es lo que parece y es que Brooke es una maestra del engaño y orquestó todo de tal forma que Ella se encontrara la escena e hiciera lo que la madrastra de los Royal esperaba: huir. Ahora, los Royal se han desmoronado tras la partida de su hermana adoptiva y sólo Ella los podrá salvar.

Creo que lo único que puedo decir a favor de este libro es que, al igual que pasó con el primero, engancha de una forma increíble. Es irremediable, las autoras consiguen, no sé cómo, que termines atrapada entre sus páginas, que quieras devorarlas y saber por qué demonios ocurre lo que ocurre. Eso y la forma en que logran que no se note que está escrito a cuatro manos. Por lo demás... qué decepción de personajes, de final y de todo. La trama es bastante simplona, igual que en el primer libro, son las incógnitas, los giros de trama y los secretos lo que le dan tensión a la historia.

Voy a empezar hablando del príncipe roto: Reed Royal. ¿Por qué? Porque rezuma toxicidad por los poros. Mientras que en el primer libro se dedicó a denigrar, humillar, acosar sexualmente e insultar a la protagonista (para luego "resarcirse" porque, oh no, estaba enamorado), en esta segunda parte se ocupa principalmente de comportarse como un novio celoso y posesivo y leer capítulos narrados desde su perspectiva no ayudaba ni un poquito a su causa, aunque las autoras crean que sí. ¿Que tiene sus momentos dulces? Pues sí. ¿Que a veces se comporta como un buen novio? Pues sí. ¿Que tiene sus momento de pensar las cosas y actuar bien? Pues sí. ¿Que la mayor parte del tiempo se comporta con una actitud posesiva y celosa demasiado tóxica? Pues también. Lo siento por las autoras, que intentaron venderme a Reed Royal como un pobre chico que lo único que quería era encontrar al amor de su vida, pero nope.

El resto de los hermanos Royal, pues mira, cortados casi por el mismo patrón que Reed. Easton, después de la partida de Ella, vuelve a comportarse como un capullo mujeriego cuya mejor amiga es una botella de alcohol (pero, ay, pobrecito, que vuelve Ella y él mejora... un poquito solo); Gideon pues aparece de forma muy oportuna y breve, siempre con sus misterios y sus secretos que yo ya no sé por dónde ver venir; y los gemelos, Sawyer y Sebastian, que, a mí parecer, son de los que tengo mejor opinión (quizá porque casi no aparecen) porque, ¿quién soy yo para criticar la relación que mantienen entre los dos con Lauren si los tres están de acuerdo y son felices así?

Y por último: Ella. Pese a que parece que vuelve a sacar las garras al igual que al principio del primer libro y vuelve a ofrecer una postura que me gusta, también tiene muchas veces una actitud de sobrada que me sobra a mí muy mucho. Es un personaje que me ha decepcionado mucho en algunas cosas, la verdad.

La relación romántica mejora respecto al primer libro porque, obviamente, Reed ya no humilla ni denigra a Ella, pero sigue siendo una relación tóxica porque él se comporta de forma demasiado posesiva y celosa respecto a ella, o sea que para mí es un NO muy grande.

Y respecto al final, me dejó en shock uno de los giros en la trama, pero el otro, la última frase del libro es como: really? Más predecible y me da en la cara. Me dejó con la sensación de que el tercer y último libro va a estar lleno de muchísimas cosas que no van a tener sentido o que las autoras no van a resolver muy bien. Veremos a ver qué pasa.
2. El príncipe roto
3. El palacio malvado

Gracias a la editorial por el ejemplar

5 comentarios:

  1. Hola, guapa
    Tengo bastante claro que no quiero acercarme ni con un palo a esta trilogía.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. ¡Holaaa! ^-^

    Pues aunque ya advertías que la reseña tenía spoilers de el libro anterior me la he leído de pé a pá. Y por lo que cuentas sé que no es un libro para mí, por más que enganche... si todo lo demás es como es paso.

    No entiendo porque hoy en día en muchos de los libros juveniles/historias de "amor" crean a este tipo de personajes masculinos tan gilipollas. De verdad que no lo entiendo, lo único que consiguen es que chiquillas ingenuas se crean que así son las relaciones y luego en su vida real busquen a tontos del culo y las cosas vayan mal... En fin, perdona el tochaco, pero en serio que no puedo con eso.

    Gracias por la reseña, besoos.

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Antes que nada, hace rato que no pasaba por tu blog, mala cosa la mía pero aquí estoy de nuevo dejando mi comentario.
    Al principio esta historia me llamó la atención, aunque la verdad pensé que su trama se iba a inclinar por otra cosa como algo de la realeza o una ambientación similar. Al ir leyendo diferentes opiniones pues mi interés decayó bastante porque justamente estoy huyendo de este tipo de argumentos porque no los disfruto del todo y muchas cosas me indignan.
    Gracias por la reseña.
    ßƐS❤S

    ResponderEliminar
  4. Es bueno saber de ti en todo este tiempo. Aunque he de decir que el libro que nos traes no me llama mucho la atención, ya estoy un poco cansada de estas historias y con las machistas no puedo :/

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Pues a mi la verdad es que me gustó muchísimo este libro y también el tercero, aunque si es cierto que tardé algo más en empezarlo porque cuando leí este todavía no había salido.

    Saludos!

    ResponderEliminar

¿Quieres hacerme sonreír? ¿Te apetece darle una alegría a la administradora del blog? Pues no tienes más que dejarme un comentario.
Siempre con respeto hacia el resto de usuarios y nada de ofensas.
No SPAM.

Los comentarios ofensivos, con spam o que no cumplan con las normas del blog serán eliminados.

.

.