.

.

domingo, 18 de diciembre de 2011

Diario Emocional #4

Fruto de la exasperación, buscar una vía de escape en un lugar cualquiera. Mirar alrededor y... pintarse la cara, color esperanza. Decir como un pequeño oso: Piensa, piensa, piensa. Sonreír de oreja a oreja como si fueras de goma. Mirar al cielo suspirando por un mundo que es prácticamente tuyo, a tu manera. Mirar al horizonte, sentirlo dentro, dejarte llevar, tu pelo se revuelve con la brisa, dejarlo estar, seguir mirando embobada esa vista. Esa fabulosa vista que caracteriza tu hogar. Sentarse, abrazarse las rodillas. El mar de nubes: tu vida; las caprichosas montañas: esas diferentes dificultades, que han acabado siendo suaves pendientes, a fin de cuentas, para llegar a su destino. Un amplio mar de posibilidades, azul cristalino, aún sin descubrir, esperando ser rellenado de esperanzas, aunque sean vanas.
Kairi.

1 comentario:

¿Quieres hacerme sonreír? ¿Te apetece darle una alegría a la administradora del blog? Pues no tienes más que dejarme un comentario.
Siempre con respeto hacia el resto de usuarios y nada de ofensas.
No SPAM.

Los comentarios ofensivos, con spam o que no cumplan con las normas del blog serán eliminados.

.

.