.

.

viernes, 14 de septiembre de 2012

Reseña. Ángeles Rebeldes.

Título: Ángeles Rebeldes
Autora: Libba Bray
Saga: El Círculo Secreto (2/3)
Editorial: Molino
Número de páginas: 496
ISBN: 9788478719358

Ha pasado ya un tiempo desde que Gemma estuvo por última vez en los reinos. Si embargo, una visita inesperada a la Academia Spence la llevará de vuelta al mundo mágico: Kartik, el guapo y misterioso miembro de los Rakshana que acechaba a Gemma en el primer volumen, le ha pedido que regrese y ate la magia que quedó libre la última vez, antes de que caiga en las manos equivocadas.


¡Spoilers del libro anterior!

Las cosas han hecho que la vida de Gemma de un giro sorprendente. Ha visitado los reinos (un lugar mágico donde puede usar la magia que usaba antiguamente la Orden) con sus amigas, ha visto y hablado con su madre, la cual ha resultado ser Mary Dowd, ha descubierto que Circe, la antigua Sarah, anda detrás de ella y la pobre Pippa, una de sus mejores amigas, ha decidido morir.
Pero si Gemma creía que las cosas no podrían ir peor, estaba muy equivocada. La magia está libre para que cualquiera pueda usarla, lo que incluye a Circe y a los seres de las Tierras Invernales, y por encargo de Kartik, que ha sido enviado por los Rakshana, Gemma debe encontrar el templo y atar la magia de nuevo.
Gemma y sus amigas tendrán que pasar por duras pruebas para restablecer la Orden.
(para leer lo que pone, basta con seleccionar con el ratón el fragmento y será legible)
Fin de los spoilers del libro anterior.

No puedo decir que el libro no me haya gustado. Al contrario, me ha gustado mucho, al igual que el anterior. Pero también, como me pasó con el anterior, me he quedado con un sabor agridulce al terminarlo y me encuentro en una situación 50-50%.

Sigo sin poder soportar a ninguna de las protagonistas. Creí que en esta segunda parte las cosas cambiarían, que ellas madurarían de forma que pudiese aunque fuese cogerles un poco de cariño. Pero no ha sido así. Es más, me atrevería a decir que en Ángeles Rebeldes he llegado a odiarlas más que en La Orden de la Academia Spence.
Son egoístas, traicioneras, pretenciosas, presuntuosas, vanidosas y envidiosas. No logro explicarme cómo una autora es capaz de caracterizar a sus protagonistas con esos adjetivos. Entendería que las amigas sean así, ¿pero Gemma? ¿No se supone que un personaje protagonista debe enamorar al lector en vez de hacer que lo deteste? Más de una vez sentí ganas de darle dos collejas a Gemma por ser tan manipulable, egoísta y snob. Entiendo la época en la que está narrada la historia y entiendo cómo eran las costumbres, modales y educación, lo que ocurre es que, a mi forma de verlo, Libba Bray ha exagerado demasiado las tres conductas, haciéndolas extremistas. Juro que se me crispaban los nervios mientras leía.
Y si en el anterior libro no soportaba a Ann, en éste ya es que se lleva la palma. He de decir que es la más egoísta de las tres. Le importa muy poco lo que ocurra en los reinos o los sentimientos de sus amigas, sólo le importa ser hermosa, no buscarse problemas y conseguir gustar a Tom, el hermano de Gemma. Lo demás le da absolutamente igual, lo que hace que se me revuelvan las tripas con ella.
En cuanto a Felicity, la verdad es que me ha gustado algo más en este libro (creo que es la única que ha conseguido gustarme aunque sea un poco). Sigue siendo vanidosa y egoísta, pero me sorprende la fuerza que demuestra y, después de conocer un hecho de su pasado, sentí pena por ella, por lo que le cogí algo de cariño.

Respecto a mi adorado Kartik, me he cogido un poco un rebote con la autora. ¡Casi no sale en el libro! Además de que, amor, lo que se dice amor, sigue sin haber. No puedo creerme que Libba Bray esté desaprovechando de esta manera lo que podría ser una historia preciosa entre Kartik y Gemma. No hace falta introducir escenas empalagosas ni románticas para hacer que surja, simplemente saber cómo aprovecharlo. ¡Y encima mete otra historia de amor de relleno sin venir a cuento! Señorita Bray, déjeme decirle que ha cometido usted un pequeño error con eso.

Eso sí, la intriga sigue siendo la clave de esta trilogía. La autora sigue consiguiendo que no puedas parar de morderte las uñas mientras lees, que no puedas parar de pasar página tras página para saber por qué demonios ocurre esto o aquello o para descubrir más cosas de la Orden y de sus integrantes. El estilo de Libba Bray sigue siendo rápido y ágil, aunque quizá algunas partes de relleno sobrasen. Sigue habiendo mucho misterio y no habrá nada (ni siquiera el odio hacia algunos personajes) que haga que puedas quedarte sin saber cómo acaba: te hace leer hasta el final. 

Ahora mismo me come la intriga de saber cómo acaba la historia, y Dulce y Lejano me está diciendo que lo lea. Pero creo que por ahora no podría soportar otra dosis de Gemma, Ann y Felicity, y mucho menos después de ver el grosor del libro, que me amenaza desde mi montaña de pendientes. Así que por ahora lo dejaré para más adelante y me enterraré entre las páginas de otras joyitas que me están esperando.

Y no me cansaré de decir que de gustos no hay nada escrito y que por eso, si de verdad es un libro que os llama, no debéis dejar que mi reseña os eche para atrás. Es sólo mi humilde opinión y conozco a personas que los libros les han encantado. He intentado ser objetiva, pero reconozco que me dejé llevar por lo que siento en cuanto a las protagonistas.


1. La Orden de la Academia Spence
2. Ángeles Rebeldes
3. Dulce y Lejano



3 comentarios:

  1. No habia escuchado nada de esta saga pero parece interesante aunque no me apetece leer nada de este genero por ahora, de todos modos gracias por la reseña, quizás lo lea en un futuro no muy lejano ^^

    ResponderEliminar
  2. Tengo la saga completa, y en su día leí el primero y me gustó. Tengo que buscarles un hueco.

    ResponderEliminar
  3. Jo pues no leí ni el primero aún jaja. Lo tengo en lectura posible, que bueno quizás lea con el tiempo o quizás no, ya veré.. :S

    ResponderEliminar

¿Quieres hacerme sonreír? ¿Te apetece darle una alegría a la administradora del blog? Pues no tienes más que dejarme un comentario.
Siempre con respeto hacia el resto de usuarios y nada de ofensas.
No SPAM.

Los comentarios ofensivos, con spam o que no cumplan con las normas del blog serán eliminados.

.

.