.

.

domingo, 5 de mayo de 2013

Reseña. La vida imaginaria.

Título: La vida imaginaria.
Autor: Mara Torres.
Editorial: Planeta
Número de páginas: 251
ISBN: 9788408031420

Gracias a la editorial Planeta por el envío del ejemplar.


¿Qué pasa por tu cabeza cuando la persona a la que quieres se va? ¿Qué haces con tu vida cuando tienes que pensarla otra vez? ¿Te la inventas? El mundo de Nata se llena de preguntas cuando Beto la deja. Pero el tiempo no se detiene, y los episodios que Nata cuenta de su propia historia la van llevando hacia un lugar donde todo vuelve a ser posible. Novedosa y contemporánea, esta novela tiene el nervio de un relato confesional, divertido y emocionante. Pero, por encima de todo, descubre a Fortunata Fortuna, un personaje fascinante que ha venido al mundo de la ficción para quedarse.
No tengo ni idea de qué me esperaba de este libro. Normalmente, antes de leer algo, suelo hacerme una idea mental de qué puede haber dentro, suelo imaginar si tendrá chispa o si, por el contrario, va a ser un batacazo en mi historial de lecturas. Sin embargo, cuando tuve el libro de La vida imaginaria en mis manos, mi mente se quedó en blanco.

Veamos, está claro que algo de su sinopsis tuvo que haberme llamado la atención para que quisiese hacerme con él. Vale, sí: las rupturas. Me parece un tema que puede dar mucho juego, que puede ayudar al propio lector a sobrellevar una ruptura propia o que puede hacernos crecer y evolucionar. Pero, a pesar de pensar eso, no tenía ni idea de qué demonios iba a encontrarme dentro de sus páginas. Y menos mal, porque cualquier cosa que se me hubiera pasado por la cabeza hubiera sido, probablemente, errónea, ya que la sinopsis da una idea bastante engañosa de con qué vamos a toparnos.

Creo que mi principal problema ha sido que no he logrado empatizar de ninguna forma con Nata. Y claro, teniendo en cuenta que la historia gira completamente en torno a ella y a sus desvaríos más propios de una colegiala que de una mujer hecha y derecha, pues mal vamos.

El problema principal de Nata no es que se deje llevar por su imaginación en ciertas ocasiones para escapar del dolor por la ruptura, sino que esas escapadas la hacen perderse completamente y obvia cualquier cosa real. Parece que no quiere desprenderse de Beto de ninguna de las maneras, ya que ni siquiera lo intenta -¡le visita incluso en su imaginación!-. Se afana en perseverar con una relación evocada al fracaso. No es capaz ni de seguir adelante ni de vivir el presente, ya que no tiene ni idea de lo que quiere. Salvo volver con Beto, claro. Como he dicho antes, si no logras empatizar con Nata, el libro se te hace muy tedioso.

La forma de escribir de Mara Torres me ha parecido muy sencilla, coloquial en bastantes ocasiones -no olvidemos que la historia nos la cuenta Nata en primera persona- y nada pesada. Aunque la falta de descripciones me ha liado muchas veces.

El final me costó un poco de entender, aunque finalmente le vi el sentido. Nata por fin se desprende de Beto y avanza un paso hacia el futuro, volviendo a la realidad y alejándose de sus ensoñaciones.

Para la letra tan grande y las pocas páginas que tiene, tardé cosa de tres días en terminarlo, cuando libros con tan pocas páginas los tengo devorados en un día o medio.

En conclusión, La vida imaginaria nos trae la historia de una ruptura y de cómo vive esa ruptura la protagonista, perdiéndose en sus propias fantasías masoquistas -ya que siempre su mente se dirige hacia Beto-. Una novela en la que tienes que lograr entender de alguna forma a Nata o su lectura se te hará cuesta arriba.



5 comentarios:

  1. Buuf, de este creo que paso, porque me da que Nata y yo no nos llevaríamos muy bien jaja
    ¡Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  2. No me llama demasiado este libro ^^'
    Gracias por la reseña!!
    Me encanta a frase de la cabecera *-*

    ResponderEliminar
  3. Pues en general no tiene mala pinta, pero dudo que llegue a empatizar con Nata así que me parece que lo voy a dejar pasar mejor.
    Besitos y gracias por la reseña ^-^

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que yo si entendí todas esas 'escapadas imaginarias' y esas fantasías masoquistas, ¿No es lo que hace la gente tras una ruptura? ¿Recordar los buenos momentos, los malos, los que podrían haberse solucionado y, sobretodo, si ya te habrá superado? XD Me reí un montón con los desvaríos de Nata pero a veces quería pegarle dos guantazos.

    ResponderEliminar
  5. Hola!!!
    El libro no pinta mal, pero no me llama del todo, quiza en otro momento.
    Gracias por la reseña.
    Un beso!!

    ResponderEliminar

¿Quieres hacerme sonreír? ¿Te apetece darle una alegría a la administradora del blog? Pues no tienes más que dejarme un comentario.
Siempre con respeto hacia el resto de usuarios y nada de ofensas.
No SPAM.

Los comentarios ofensivos, con spam o que no cumplan con las normas del blog serán eliminados.

.

.